fbpx

Impresión 3D en la odontología

Impresión 3d en la odontología

La impresión 3D en la odontología es una tecnología que ha ganado terreno conforme el avance en la velocidad y precisión de los equipos, así como la versatilidad de materiales disponibles en el mercado también crece con pasos seguros. Hoy día es posible fabricar rápidamente una variedad de soluciones en una impresora 3D que van desde puentes y coronas provisionales, hasta guías de cimentación para preparar cirugías de restauración más complicadas.

Todo empieza con la digitalización de la boca del paciente. Un escaneo de la boca del paciente arrojará una versión digital 3D ya sea que se haga con un escáner de mesa que escaneará una impresión de ¿yeso? de los maxilares del paciente, o un escáner intraoral con la que el odontólogo tomará la imagen directamente de su boca.

(Escaneo con Medit i500)

Una vez que tenemos el escaneo, podemos pasar a diseñar la pieza que vamos a producir con la ayuda de un software de diseño como Exocad, dándole la forma y características que mejor funcionen para el paciente. Y ahora sí, una vez diseñada la pieza podemos enviar nuestro archivo a la impresora y dejar que haga su trabajo. 

(Diseño en Exocad)

Puede sonar complicado pero el proceso completo desde hacer el escaneo hasta colocar una prótesis provisional puede tomar unas pocas horas, haciendo que podamos dar una mejor y más rápida atención a nuestros pacientes, al tiempo que incrementamos la productividad.

¿Cuáles son las mejores opciones para Odontología?

La versatilidad o posibilidades vienen dadas en gran parte por los materiales. Las impresoras más ampliamente utilizadas en odontología son de tecnología DLP y LCD por ser las que dan mayor velocidad y precisión. Los modelos más modernos ofrecen resoluciones de impresión hasta 35µm -cabe aclarar cuánto más pequeño sea este número mejor detalle obtendremos en la impresión-. 

(Impresión de provisiona con Asiga)

¿Cómo funcionan?

A grandes rasgos lo que estas increíbles máquinas hacen es endurecer resinas líquidas con luz, un proceso que se conoce como fotocurado o fotopolimerizado. Existe una gran variedad de resinas y cada una tiene una indicación precisa, ya sea para hacer modelos o para producir piezas que se insertarán en la boca del paciente, para lo cual requeriremos materiales biocompatibles. Incluso podemos encontrar resinas muy sofisticadas con una colorimetría precisa basada en el sistema de colores VITA para simular encías y dientes. De hecho hoy en día ya se pueden fabricar prótesis provisionales 100% en impresión 3D.

Un archivo de impresión está conformado por capas cuya superposición crea un objeto 3D. Cada emisión de luz del proyector corresponde a una capa que es polimerizada. Las capas se van agregando una a una y el resultado final es el objeto que mandamos a imprimir.

(Ilustración del proceso de impresión mediante DLP / LCD)

 

¿Qué tipo de aplicaciones puedo fabricar con una impresora 3D?

La aplicación útil de la impresión 3D ha avanzado mucho en los últimos años, además de que la capacidad de producción también ha dado un salto casi cuántico y la variedad en la oferta también. Por un lado las impresoras de uso personal o para pequeñas producciones se han vuelto muy asequibles y por otro han surgido máquinas con la eficiencia necesaria para los laboratorios dental con más carga de trabajo.

El tipo de aplicaciones depende tanto de la máquina como de la resina que se emplea. Con una impresora capáz y la resina adecuada puedes fabricar:

  • Modelos dentales
  • Provisionales
  • Guías quirúrgicas
  • Encerados digitales (con resinas calcinables)
  • Guardas
  • Esqueletos de removible calcinable

 

 

 

 

 

¿Cuáles son los rangos de precios y dónde puedo conseguirlas?

Cada vez hay más opciones en impresión 3D y los costos pueden variar significativamente de acuerdo a la precisión, capacidad de producción y sofisticación de la máquina. Existen máquinas alta gama, diseñadas y producidas por compañías especializadas en el ramo dental como son la Asiga Max UV con su sistema de posicionamiento inteligente, la NextDent 5100 con una velocidad de hasta 140mm/h lo que es casi 5 veces más que el estándar del mercado. Pero para hacerse de una impresora 3D no hay que desembolsar grandes cantidades de dinero, existen opciones muy accesibles como la línea de Phrozen  con resoluciones bastante competitivas de 60µm y 50µm.

Si quieres conocer nuestras opciones, te recomendamos echar un vistazo al sitio web www.clvmexico.com para encontrar más información o contactarte directamente con un asesor. Puedes escribirnos a marketign@clvmexico.com o llamar al teléfono 222 240 70 47, será un gusto atendere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.