fbpx

Disilicato de Litio: ¿Prensar o Fresar?

Disilicato de Litio: Prensar vs Fresar

Gracias a sus prestaciones estéticas, facilidad de uso y rentabilidad, el Disilicato de Litio es sin duda el material más popular del momento para la fabricación de restauraciones orales, y seguramente lo seguirá siendo. Además es un material tan versátil que puede ser usado por odontólogos para producir carillas, coronas y hasta puentes dentro de la clínica.

Si eres dueño de un laboratorio dental o un rehabilitador oral y quieres ofrecer un servicio ágil a tus clientes, una de las mejores inversiones que puedes hacer es un sistema para trabajar Disilicato de Litio. El primer paso es tomar la decisión, la siguiente gran interrogante es…

¿Que me conviene más, prensar o fresar? 

La conveniencia de fresar o prensar depende de varios factores: Si eres clínico o técnico, cuál es la principal demanda de materiales en la región que vas a trabajar, qué volumen de producción necesitas, qué se integra mejor al flujo de trabajo que ya tienes, y muy importante, que tamaño de inversión quieres hacer.

Pero vamos por partes. Veamos cómo funcionan ambos sistemas para después revisar la conveniencia de acuerdo a las características de tu especialidad o negocio.

Sistemas de Prensado 

El flujo de trabajo para un sistema de prensado es totalmente análogo. Si se va a fabricar una carilla, corona o puente, se comienza de la misma manera, haciendo un modelado en cera. Posteriormente las piezas de cera deben investirse en un cubilete para después hacer un proceso de cera perdida. Ahora sí, una pastilla de disilicato de litio se coloca con un émbolo en el cubilete de investimento y se introduce en un horno de prensado durante el tiempo que marque el programa.

La siguiente parte del proceso es recuperar la pieza o piezas de disilicato del interior del cubilete, pulirlas y caracterizarlas para darles vida y que adquieran todas las características estéticas un diente real. Aquí la habilidad del técnico es crucial pues deberá usar toda su pericia para hacer un match perfecto entre el color natural de la dentadura del paciente y las piezas que está fabricando, valiéndose de la gama de efectos disponibles en su sistema de cerámicas.

Equipo y materiales necesario:

  1. Pastillas de disilicato
  2. Ceras libres de carbón
  3. Enceradora
  4. Espaciadores
  5. Mezcladora de vacío
  6. Hilo de cera
  7. Investimento
  8. Vibrador
  9. Horno de desencerado
  10. Horno de prensado
  11. Arenadora
  12. Micromotor
  13. Fresones, pulidores, discos de corte
  14. Cerámicas
  15. Glaze
  16. Pinceles

Piezas clave.

Si bien cada una de las partes del proceso son importantes, ciertamente hay piezas clave que pueden influir positiva o negativamente en el rumbo del negocio y a nuestra consideración son las siguientes: Horno de prensado, cerámica de recubrimiento y las propias pastillas de disilicato 

Pastillas de Disilicato. El mercado está inundado de opciones de pastillas de disilicato y no todos son lo mismo ni necesariamente tienes que usar la misma para cada caso. En CLV contamos con dos opciones de acuerdo al perfil de tu laboratorio o el caso que estás trabajando.

Cameo. En primer lugar tenemos Cameo, que es un disilicato de gama media con excelentes prestaciones que te permiten confeccionar piezas muy estéticas a un costo accesible, elevando la rentabilidad de tu laboratorio. Entre sus ventajas -además del precio- cuenta con la facilidad de uso y adaptabilidad en el trabajo. Los parámetros de cristalizado, montaje de cerámica y maquillaje son muy parecidos a los del popular e.max, manteniendo muy buenos resultados. 

Indicado para: Carillas, coronas, inlays, onlays, y puentes de corona completa.

Conoce más de Cameo aquí

Ambria. Desarrollado y fabricado en Alemania por la firma Vita, Ambria es nuestra oferta de gama alta para aquellos casos y laboratorios que tienen un nivel de exigencia superior. 

Lo que lo hace diferente es el reforzamiento de circonio que aumenta sus prestaciones físicas permitiendo confeccionar puentes de hasta 3 unidades en premolares. Por si ello fuera poco, Ambria HT proporciona una traslucidez y estabilidad de color excepcionales. No podíamos esperar menos de la empresa que literalmente desarrolló el sistema de colorimetría usado por más del 80% de los profesionales dentales en el mundo.

Indicado para: Carillas, coronas, inlays, onlays, y puentes de tres unidades hasta premolares.

Conoce más de Ambria aquí.

* Encuentra los programas de prensado para Ambria y Cameo descargando estos documentos.

Cerámicas de recubrimiento. La siguiente pieza clave es la cerámica de recubrimiento que utilizaremos para caracterizar y darle valor agregado a nuestro trabajo. 

Si bien el disilicato por sí mismo ya tiene excelentes prestaciones estéticas, montarle porcelana lo lleva un paso adelante, ya sea que estemos trabajando con un disilicato de gama media y queramos mejorar alguna cualidad o tengamos uno de gama alta y estemos buscando un trabajo deslumbrante cerca de la perfección.

Las opciones que encontrarás en CLV son:

Lumex. Es una cerámica vítrea reforzada con leucita fabricada por la alemana Vita, compatible con sistemas de disilicato de litio, circonio y titanio. El sistema cuenta con 13 polvos diferentes, cada uno con diferentes colores y efectos que proporcionan resultados cromáticamente fieles y expresivos.

Sus principales ventajas son la fidelidad cromática y reproducción fiable de los colores dentales; eficiencia y precisión gracias a las propiedades de modelado óptimas; y una enorme estabilidad que le brinda su elevada resistencia a la rotura, basada en la matriz de cerámica vítrea reforzada con leucita.

Conoce más sobre Lumex aquí

MIYO. Un verdadero game changer del mercado. MIYO by Jensen es un innovador sistema de cerámica líquida que reemplaza el proceso tradicional de montaje de cerámica, maquillaje y glaseado por la aplicación de un solo producto. 

Estéticamente produce resultados que rivalizan con cerámicas de alta gama como Lumex, pero agilizando el proceso enormemente, lo que resulta en una reducción del tiempo de trabajo a la mitad y posibilitando elevar la rentabilidad del laboratorio. Además proporciona una forma rápida y fácil de cambiar un tono, aumentar o disminuir el brillo de las coronas o agregar contactos para reducir los retrabajos.

Beneficios adicionales de ser una cerámica líquida: 

  • Soporta el tallado sin problemas;
  • No se desvanece con el tiempo;
  • Tiene diferentes niveles de opacidad
  • El espesor que genera es mínimo (< de 2 micras)

Conoce más sobre MIYO aquí.

Horno de prensado. Ok. También existe el método a la antigüita y todos lo sabemos, calientas en el horno de desencerado y prensas manualmente pero…

¿Y si un día aplicaste más o menos fuerza? ¿Y si la temperatura no fue homogénea en cada caso? ¿Y si creaste microfracturas sin darte cuenta? ¿Y si no puedes conseguir resultados repetibles, fiables y óptimos en la cristalización del material?

Contar con un horno de prensado lo cambia todo. Especialmente si es un buen horno de prensado, pues te garantiza que cada trabajo se hará en condiciones ideales, la presión administrada a los émbolos es constante y uniforme, la temperatura será monitoreada permanentemente para mantenerla constante dentro de unos márgenes controlados y el material adquirirá todas sus prestaciones físicas de resistencia, así como la estéticas de color y traslucidéz.

Vacumat 6000 MP. El horno de prensado Vita 6000MP es una opción de excelente calidad para aquellos que buscan introducirse con fuerza en la confección de restauraciones de disilicato de litio. Su relación precio-calidad está entre las mejores del mercado. Cuenta con una amplia librería de programas automáticos que hacen más simple el trabajo del técnico.

Tipo de pistón: Neumático

Conoce más del Vacumat 6000 MP aquí

Austromat 654 Press-i-DentFabricado en Alemania por el líder global indiscutible de hornos dentales “Dekema”, el 654 es el único horno en el mundo capaz de prensar hasta cinco émbolos al mismo tiempo. 

Los resultados siempre serán óptimos ya que cuenta con acceso a una librería de programas de prensado diseñados por el fabricante para casi cualquier material que quieras trabajar. Todo lo que el usuario debe hacer es acceder a dicha librería y descargar los programas diseñados para el disilicato que está utilizando.

Su resistencia de cuarzo además de tener una durabilidad extraordinaria le otorga un control sobre la temperatura que ningún otro es capaz de igualar: Incluso al abrir la cámara para introducir el cubilete la variación máxima es de 1°C. 

Tipo de pistón: Electromecánico 

Conoce más sobre el Dekema 654 aquí

¿Quién debería invertir en un sistema de prensado?

Los sistemas de prensado están recomendados para laboratorios más que para odontólogos. Como ya vimos anteriormente en este artículo, gran parte del flujo de trabajo es muy similar al de la metal porcelana y mayoría del equipo y materiales puede aprovecharse, además de que la capacidad de un buen horno de prensado como el Austromat 654 nos da una gran productividad y rentabilidad. 

Consideremos el caso de las carillas cuyo costo promedio en México puede oscilar entre los mil doscientos y dos mil quinientos pesos a precio de laboratorio. Haciendo uso óptimo de la capacidad del Austromat 654 para prensar 5 émbolos, podemos producir entre 20 y 25 carillas de diferentes colores en un solo prensado, utilizando solo cinco pastillas de disilicato, es decir, una pastilla por émbolo.

Un buen sistema de prensado ofrece un enorme potencial de productividad a un laboratorio comprometido con mantener una alta calidad y constancia en sus resultados, pero puede no resultar tan buena idea para una clínica. 

Las clínicas que producen sus propias restauraciones tienen en sus prioridades la capacidad de hacer una confección casi inmediata por encima una alta productividad, por tal motivo suelen decantarse por un sistema de fresado en el que puedan escanear, diseñar y confeccionar en cuestión de minutos.

Ahora revisaremos los requerimientos de un sistema de fresado.

Fresado.

Al hablar de un sistema de fresado estamos entrando en el mundo del CAD/CAM y de la odontología digital. Empecemos por el principio.

¿Que es un sistema CAD/CAM?

Literalmente las siglas significan Diseño Asistido por Computadora (CAD) y Manufactura Asistida por Computadora (CAM), es decir que son aquellos sistemas que nos ayudarán diseñar y confeccionar piezas digitalmente. Diseñamos algo en un software y ese algo es producido en una máquina; en este caso una fresadora.

El flujo es el siguiente: una caso real es escaneado, ya sea directamente en boca con un escáner intraoral o desde un modelo de yeso por medio de un escáner de mesa. El resultado de ese escaneo es un modelo digital en 3D que podemos manipular mediante software de diseño para crear piezas como coronas, carillas o puentes que posteriormente serán producidas en una máquina como una fresadora o una impresora 3D.

Las fresadoras utilizan bloques o discos de algún material dental como circonio, disilicato de litio, feldespato, etc., para tallarlos con una fresa y crear las piezas a partir de ellos. 

Existen varios tipos de fresadoras, pero a grandes rasgos podemos dividirlas en dos categorías: 1. Chairside Units, que como su nombre lo indica están pensadas para la clínica, compartiendo espacio con el sillón del odontólogo y; las Full Production Units que están más orientadas a la productividad requerida en un laboratorio.

Las unidades pensadas para el odontólogo están diseñadas para trabajar con materiales vitrocerámicos como el disilicato y el feldespato presentados en forma de bloques o cubos, por ello encontraremos que son máquinas que suelen tener un proceso de fresado en húmedo

Las máquinas diseñadas para laboratorio están hechas para trabajar con materiales como el circonio, PMMA o Peek que se fresan en seco y los materiales se presentan, principalmente, en forma de discos. 

Existe un tercer tipo de fresadoras que combinan ambas formas de trabajo y son capaces de fresar tanto húmedo como en seco, abarcando una gama de materiales mucho más amplia y que son ideales para dar servicio tanto en clínica como en laboratorio. Estas máquinas suelen ser de una categoría superior y estar pensadas como full production units.

¿A quién le conviene fresar? 

  • Clínicas que quieren ofrecer un servicio ágil a sus clientes, donde puedan obtener una corona -por ejemplo- colocada en una misma cita. Es un modelo de negocio en donde la producción es prácticamente para autoconsumo y el trabajo de laboratorio es absorbido por el consultorio dental.
  • Laboratorios que desean adentrarse en la odontología digital y buscan invertir en ampliar su abanico de posibilidades, ofreciendo además de porcelanas y vitrocerámicos como el disilicato de litio, materiales como circonio, Peek, PMMA, entre otros. 

 

Equipo y materiales necesarios.

  1. Bloques de disilicato de litio
  2. Escáner (de mesa o intraoral)
  3. Software de diseño
  4. Computadora
  5. Fresadora
  6. Cerámicas dentales
  7. Horno de cocción
  8. Fresones, pulidores y discos de corte
  9. Micromotor
  10. Glaze
  11. Pinceles

Piezas clave

Bloques de Disilicato. Al igual que en el caso de los sistemas de prensado, el propio material juega un rol crucial pues define la calidad a la que podemos aspirar y la rentabilidad que podemos obtener, y lo ideal es mantener un buen balance.

En CLV contamos con los bloques de disilicato Cameo de la firma Aidite que ofrecen una buena relación calidad-precio y se encuentran disponibles en la gama de colores Vita Classical.

Conoce más de Cameo aquí.

Fresadora. Como habíamos mencionado antes, existen fresadoras orientadas al trabajo dentro de clínica como Cerec y máquinas más robustas y con mayor capacidad de producción como las que ofrecemos en la línea Ceramill  de Amann Girrbach.

La capacidad de la fresadora, en términos reales, se verá reflejada en su rapidez, precisión y productividad. Es importante no confundir rapidez con productividad, una cosa es qué tan rápido puede trabajar una máquina con cuánto tiempo puede sostener el ritmo de trabajo sin calentarse o sin perder calibración. 

Ceramill Motion 2. Es una fresadora de 5 ejes de alta productividad que combina el procesamiento en seco y en húmedo, permitiendo mantener la cadena de producción en tu propio laboratorio. Además puede utilizarse para una gran variedad de indicaciones y materiales. 

La Motion 2 es capaz de fresar tanto discos como bloques de disilicato de litio, circonio, PMMA, metal presinterizado, feldespato, entre otros materiales, abriendo posibilidades y líneas de negocio para el laboratorio que de otra manera no serían posibles o se requerirían diferentes equipos separados para llevarlos a cabo. 

Conoce más sobre Ceramill Motion 2 aqui

Cerámicas de recubrimiento. Al llegar a esta parte regresamos al flujo análogo, las piezas producidas en disilicato deben ser cristalizadas en un horno de cocción, y caracterizadas con cerámicas de recubrimiento tal como ocurre con el prensado. 

En CLV tenemos la línea de cerámica vítrea Lumex y la revolucionaria cerámica líquida Miyo. Puedes leer sobre ellas más arriba en este artículo.

En resúmen

Elegir entre un sistema de prensado o fresado para confeccionar restauraciones de disilicato de litio depende principalmente de las necesidades que tenemos y del modelo de negocio que queremos desarrollar. 

Prensado. 

Un sistema de prensado funciona en un flujo completamente análogo y está orientado a la alta productividad que requiere el laboratorio dental. 

Ventajas:

  • Alta productividad. (Hasta 30 carillas en un solo prensado con Dekema 654)
  • Menor coste de inversión
  • Costos de producción más reducidos

Desventajas:

  • No nos abre a la posibilidad de trabajar con circonio.
  • Flujo totalmente análogo

Conveniente para:

  • Laboratorios dentales que requieren alta productividad en restauraciones de Disilicato de Litio.

Fresado.

Los sistemas de fresado son más costosos pero nos abren a la posibilidad de trabajar con una gama de materiales más amplia y además nos meten de lleno en la era de la odontología digital. 

Ventajas:

  • Apertura a otros materiales
  • Flujo digital
  • Confección rápida

Desventajas:

  • Volumen de producción más limitado
  • Alto costo de inversión y consumibles

Conveniente para:

  • Laboratorios que quieren ofrecer mayor diversidad de materiales
  • Laboratorios que buscan migrar a producción de flujo digital
  • Clínicas que quieren ofrecer servicio de confección de restauraciones “inmediata” a sus pacientes.

* Si este artículo te resultó de ayuda o interesante no olvides compartirlo.

Galería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?